EMDR

EMDR son las siglas que en inglés significan Eyes Movement Desensitization and Reprocessing, es decir, es la desensibilización y el reprocesamiento a través de los movimientos oculares. Es un abordaje psicoterapéutico que ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de fobias, ataques de pánico, muerte traumática, duelos, abusos, incidentes traumáticos de la infancia, así como en accidentes y desastres naturales. También se utiliza EMDR para aliviar la angustia y / o la fobia de hablar en público, para mejorar el rendimiento en el trabajo, en los deporte y en las interpretaciones artísticas.

Para algunos pacientes, la EMDR resulta de más ayuda para resolver sus problemas que otras terapias convencionales. Las investigaciones con personas traumatizadas por ser víctimas de abuso sexuales y con personas víctimas de eventos muy estresantes, se ha comprobado la eficacia del método: EMDR reducía de manera significativa los síntomas del Trastorno por Estrés Post Traumático.

El terapeuta guía el proceso, tomando decisiones clínicas sobre la dirección que debe seguir la intervención. La meta es que el paciente procese la información sobre el incidente traumático, llevándolo a una "resolución adaptativa", esto querría decir: reducir los síntomas, cambiar de creencias y la posibilidad de funcionar mejor en la vida cotidiana.

Cuando oímos hablar de traumas lo asociamos a problemas originados por grandes desastres, como accidentes, abusos, guerras, etc. Los especialistas del tema llamamos Traumas (con T mayúscula), por la gran magnitud de sus causas. También hay otra categoría con "t" (con t minúscula), cuyo origen está relacionado con los hechos, aparentemente, de menor importancia, como puede ser haberse sentido desprotegido, abandonado (físicamente o emocionalmente), humillado , despreciado o cambios en los roles de la familia. Los traumas con "t" minúscula son muy importantes en la configuración de la estructura de la personalidad. La importancia de las causas del trauma no determina el daño que provoca, puede ser tan perjudicial un "Trauma" (T), como un "trauma" (t), porque sus efectos dependerán de cada persona, de su historia y el su entorno afectivo, del momento en el que se haya producido y de la reiteración a lo largo del tiempo. El trauma, no importa su origen, afecta de tal modo la salud, la seguridad y el bienestar de la persona, que ésta puede llegar a desarrollar creencias falsas o destructivas de sí misma y del mundo que le rodea.

Estas creencias pueden estar referidas a nosotros mismos: "soy incapaz, siempre tengo miedo, estoy indefenso, soy malo". Estas creencias interfieren y dificultan nuestra conducta. Cuando una experiencia que en el pasado implicó dolor, vergüenza, miedo o pánico y continúa manifestando su intensidad en el presente, pasa que el sistema nervioso puede dar reacciones desproporcionadas a la situación. Nuestro propio sistema de prevención y nuestros sistemas de defensa se encuentran en alerta permanente y esto hace que la más pequeña situación que recuerde el hecho traumático dispare toda la batería de estímulos para reaccionar como si estuviera defendiéndose de la misma manera, como lo hizo la primera vez. Hace que las reacciones sean inadecuadas y la persona se encuentra paralizada e indefensa, como se sintió entonces.

EMDR es muy eficaz porque pone en marcha un sistema de procesamiento de información del cerebro, tiene en cuenta los componentes fisiológicos de las dificultades emocionales, las creencias negativas y los estados emocionales de los síntomas que alteran el paciente.

La Asociación Americana de Psiquiatría, la APA, reconoció el EMDR como la psicoterapia más efectiva para el tratamiento de los efectos del trauma.

El EMDR se basa en aportaciones tanto de la teoría psicológica como de las investigaciones más recientes del cerebro. En este sentido, integra una serie de procedimientos estandarizados y protocolos clínicos, elementos tanto de las teorías psicológicas (pe afecto, vínculo, procesamiento bioinformativo, cognitivo, humanista, conductual, sistemas familiares, psicodinámica y somática), así como de las psicoterapias (basada en el cuerpo, cognitivo-conductual, interpersonal, centrada en la persona y psicodinámica).

Lluisa Coll, Colegiada nún. 15985 - T 606 847 070 / contacto
template joomla by JoomSpirit